Se acercan las vacaciones…

Se acercan las vacaciones y amenazo con [después de unos prudentes días de total y completa holgazanería] volver a importunar con mis habituales elucubraciones de esoterismo bursátil basado en teorías tan peregrinas como las de los binomios señal/ruido o información/desinformación.

Hoy he echado un vistazo y, con mirada lejana y desapasionada compruebo que nos pasamos todas las subidas pensando en ponernos cortos y todas las bajadas buscando el punto donde ponernos largos. Qué raros somos los traders, ¿no?

Vuelvo a leerme lo del paraguas y me sigue pareciendo bastante acertado.

Publicidad